El vuelo de los gansos. La ciencia ha descubierto que los gansos vuelan en forma de una “V”, toda la banda aumenta por lo menos un 70% más su poder de vuelo que si cada ave lo hiciera sola.Cada vez que un ganso se sale de la formación y siente la resistencia del aire, se da cuenta de la dificultad de volar solo y de inmediato se incorpora de nuevo a la fila para beneficiarse del poder del compañero que va adelante.Cuando un líder de los gansos se cansa, se pasa a uno de los puestos de atrás y otro ganso toma su lugar.Los gansos que van detrás producen un sonido propio de ellos y lo hacen con frecuencia para estimular a los que van adelante para mantener la velocidad.Cuando un ganso enferma o cae herido por un disparo, dos de sus compañeros se salen de la formación y lo siguen para ayudarlo y protegerlo y se quedan con él hasta que esté nuevamente en condiciones de volar o hasta que muere.Frecuentemente en la “irracionalidad” del mundo animal encontramos ejemplos que ponen a prueba nuestra capacidad de razonamiento. El actuar del ganso canadiense es un vivo ejemplo de la perfección de la naturaleza que va en el sentido de la vida y sus diversas formas de manifestarse. Vivir en comunidad, caminar en una misma dirección, unir nuestras fuerzas con la de los demás, mantener siempre el sentido de la cooperación y alentarnos unos al lado de los otros es una forma natural de vivir.
  FILOSOFÍA

México   

Contáctenos

Escríbanos a :
info@mastransportacion.com

Gerente de Operaciones
Lic. José Sanchez
Cel: (314) 872-7576

Oficina: (442) 851-8100

 

El vuelo de los gansos

 

La ciencia ha descubierto que los gansos vuelan en forma de una “V”, toda la banda aumenta por lo menos un 70% más su poder de vuelo que si cada ave lo hiciera sola.

Cada vez que un ganso se sale de la formación y siente la resistencia del aire, se da cuenta de la dificultad de volar solo y de inmediato se incorpora de nuevo a la fila para beneficiarse del poder del compañero que va adelante.

Cuando un líder de los gansos se cansa, se pasa a uno de los puestos de atrás y otro ganso toma su lugar.

Los gansos que van detrás producen un sonido propio de ellos y lo hacen con frecuencia para estimular a los que van adelante para mantener la velocidad.

Cuando un ganso enferma o cae herido por un disparo, dos de sus compañeros se salen de la formación y lo siguen para ayudarlo y protegerlo y se quedan con él hasta que esté nuevamente en condiciones de volar o hasta que muere.

Frecuentemente en la “irracionalidad” del mundo animal encontramos ejemplos que ponen a prueba nuestra capacidad de razonamiento. El actuar del ganso canadiense es un vivo ejemplo de la perfección de la naturaleza que va en el sentido de la vida y sus diversas formas de manifestarse. Vivir en comunidad, caminar en una misma dirección, unir nuestras fuerzas con la de los demás, mantener siempre el sentido de la cooperación y alentarnos unos al lado de los otros es una forma natural de vivir.